Historia de la moda en el Brooklyn Museum.

Christian Dior: Diseñador de Sueños.

Cuando el ser humano comenzó a usar las prendas de vestir con una intención distinta a cubrir sus genitales y a protegerse del medio ambiente nació la moda. Pronto el vestido se convirtió en un referente de la clase social, edad, estado civil o religión. “El hábito no hace al monje”, “la mona, aunque se vista de seda mona se queda”, “el pasajero se conoce por la maleta”, son algunos ejemplos del refranero popular de como la apariencia y especialmente la ropa influyen en la imagen que proyectamos a los demás. Viene a mi mente una escena de la película “Lo que el viento se llevó” cuando Scarlett O’Hara, en la quiebra por la guerra civil va a visitar a Rhett Butler a la cárcel y para que no se entere de su precariedad financiera se confecciona un vestido elegantísimo con las cortinas de terciopelo de su sala. El vestido entonces habla de quienes somos y como nos presentamos ante el mundo.

Si bien siempre existió el oficio de modista o sastre, el primer diseñador de moda que reconoce la historia es Charles Frederick Worth, quien a mediados del siglo XIX firmaba sus diseños tal como los artistas plásticos firman sus obras. Si el arte es la creación de algo con una intención comunicativa entonces el diseño de moda es un arte y el estilo una forma personalísima de expresión. A lo largo de mi vida he sido hippie, posmo, femme fatale, rockera, intelectual, mi forma de vestir, peinar y maquillarme ha sido un reflejo de una etapa de mi vida y de mi manera de pensar y sentir.

Para honrar a uno de los más grandes exponentes del arte del diseño de modas el Museo de Brooklyn presentó la exposición Christian Dior: Diseñador de Sueños. Ubicado en el área de Park Slope, vecino al Jardín Botánico, la Biblioteca Central de Brooklyn y el Prospect Park, el Brooklyn Museum es un imponente edificio de estilo Bellas Artes que comenzó a construirse en 1895 y que hoy se empeña en presentar una oferta cultural que obligue a los habitantes de Manhattan a venir a Brooklyn.

No tenía mayores expectativas acerca de esta muestra más que ver una retrospectiva de la obra de Dior, algunos maniquíes con sus vestidos y quizás algunas fotografías y videos. Lo que vi en cambio, me impactó.

La exposición ocupaba varias salas del museo y el montaje quitaba el aliento, la música, la iluminación, la disposición de los trajes, las fotografías, la proyección de los videos, todo estaba dispuesto para crear una experiencia de total inmersión en la estética de la Casa Dior, porque además de apreciar los diseños de Christian Dior también estaban las creaciones más representativas de todos los diseñadores de la casa de modas, desde Yves Saint Laurent hasta Maria Grazia Chiuri. También podían apreciarse los accesorios, maquillaje y perfumes. Caí en cuenta que he usado dos perfumes de Dior, por muchos años usé Poison y en la actualidad J’adore.

Christian Dior fue un artista prolífico y su legado se mantendrá vivo mientras exista en el ser humano la necesidad de enaltecer lo femenino, porque el éxito del “New Look” de Dior reside en que supo exaltar los valores asociados a la feminidad en el inconsciente colectivo de una sociedad ávida de ellos al terminar la Segunda Guerra Mundial.

. La mujer que Dior representa en sus creaciones tanto en las prendas de vestir como en accesorios y fragancias, es el símbolo de la belleza, jovialidad, frescura, sensualidad, el arquetipo de Afrodita.

Marilyn en Dior.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s